Cómo Decorar una Carta

Cartas decoradas

Aunque parezca mentira, el plena era digital, todavía hay mucha gente que escribe cartas de su puño y letra. Y es que es una idea romántica que se ha ido perdiendo con el auge de las tecnologías de la información.

Una carta escrita y decorada por nosotros es única e irrepetible que le otorga un diseño personalizado, algo que seguro le hará ilusión a su destinatario porque se dará cuenta del esfuerzo que hemos dedicado y, por lo tanto, de su valor emocional.

Pero, ¿cómo podemos decorar una carta nosotros mismos?

Ideas para decorar una carta

En otros artículos de ComoDecorar.fun ya hemos hablado de las técnicas de decoupage que también podemos aplicar a las cartas, tanto al contenido como al sobre. Veámos algunas ideas:

  • Recortar dibujos de de servilletas bonitas y pegarlos a la carta.
  • Pegar pegatinas bonitas o etiquetas chulas de la ropa.
  • Envolver la carta en un lazo decorativo.
  • Impregnar de nuestro perfume el papel.
  • Pintar un dibujo hecho por nosotros mismos.
  • Pegar incrustaciones con pegamento.
  • Adornar los bordes con cenefas.
  • Pegar una flor o una mariposa de papel hecha por nosotros.
  • Utilizar sobres decorados por los fabricantes como, por ejemplo, específicos para la Navidad o un cumpleaños.

Fuente de las fotos: Pinterest

Decorando una Carta de Amor

Este es un caso especial porque la persona que está decorando la carta está pensando en la emoción que le causará a su amado cuando reciba su carta por San Valentín. Aquí hay mucha delicadeza y, puede que horas de dedicación, para mostrar el amor a su destinatario, dándole vueltas a la cabeza para encontrar el mejor diseño.

No pueden faltar los corazones, besos, un mensaje introductorio en el sobre y el olor en el sobre de tu colonia en una carta de amor que acompañe a un mensaje emocionante.

Fuente de las imágenes: Pinterest

Puedes aplicar estas mismas técnicas para decorar cartas, sobres de amistad, felicitaciones para el día del padre o de la madre, diseñar tarjetas para celebrar un cumpleaños, un bautizo, una boda, la jubilación laboral de un familiar, la Navidad… siempre adaptando el mensaje o el diseño a cada situación.

Como te habrás dado cuenta, vas a necesitar materiales muy baratos que podemos encontrar en cualquier papelería: lápices o rotuladores de colores, unas tijeras, pegamento y todo tu cariño.

Contenido Relacionado